Saltar al contenido
Como Tomar Glutamina

Beneficios de la Glutamina

Ya hemos comprobado como la glutamina es un aminoácido muy importante para nuestro cuerpo. Pero, ¿realmente complementándola hacemos algún bien? ¿Obtenemos algún beneficio real de su suplementación? A lo largo de los años, numerosos estudios han mostrado todos los efectos positivos que tiene en nuestra salud.

Beneficios de la Glutamina

Construcción de músculo

Para una persona que busca ganar masa muscular, esta será su principal ventaja. Nuestros músculos se componen en gran parte de glutamina y si suplementamos este aminoácido, nos puede ayudar en la síntesis de proteínas. En primer lugar, cuando el cuerpo tiene bajos niveles, las sesiones de trabajo de gran intensidad pueden gastar nuestros músculos y esto provocará que te canses más rápidamente. Si tomas suplementos, permitirás a tus músculos a trabajar un poco más y mejorarás tu fuerza. Además, el extra en tus músculos te apoyará en la recuperación después de la sesión.

Recuerda, sin embargo, que por sí sola no causará que ganes instantáneamente masa muscular. Para conseguir este objetivo, deberás llevar una dieta sana y hacer ejercicio constante. La glutamina es un suplemento, no una pastilla milagrosa.

Volumen celular e hidratación

Al ayudar a nuestras células a mantener un volumen y un nivel de hidratación adecuados, puede disminuir el tiempo de recuperación de heridas y quemaduras, y te ayudará a reparar músculo de manera más efectiva.

Incremento de la hormona del crecimiento

Varios estudios han demostrado que la suplementación con glutamina puede aumentar drásticamente los niveles de la hormona de crecimiento en el cuerpo humano. De hecho, algunas investigaciones han llegado a mostrar hasta un 400% más de lo normal. Este factor ayuda en diferentes situaciones. Por un lado, el aumento de la producción de esta hormona eleva el ritmo metabólico. Este aumento en el metabolismo provoca que seas capaz de procesar más comida más rápidamente y quemar más grasa de manera más eficiente. Por el otro, la hormona del crecimiento es muy importante para apoyar el crecimiento muscular.

Entonces, podemos concluir que una pequeña suplementación puede elevar las reservas alcalinas y las de la hormona de crecimiento en nuestra sangre.

Fuente de energía para tu sistema inmune

Puede actuar como fuente primaria de energía para tu sistema inmune. Si tienes más glutamina, mejorará tu habilidad para combatir cualquier infección o enfermedad.

Salud gastrointestinal

Es totalmente crítica en cuanto a tu salud gastrointestinal. Durante las últimas dos décadas, se han realizado múltiples investigaciones en las que se demuestran cómo la glutamina ayuda a curar problemas como úlceras o el síndrome del intestino permeable, a veces de manera muy rápida. También beneficia en general a tu sistema digestivo ya que es uno de los nutrientes más importantes para tu intestino.

Incremento de la función cerebral

Al ser un neurotransmisor innato, la glutamina ayuda a pasar información entre las diferentes partes del cerebro y mejora la conexión, la concentración y la atención de la persona.

 

Disminuye las ganas de alcohol y azúcar

Debido a sus efectos estabilizadores en los niveles de azúcar en sangre, su suplementación puede ayudarte a controlar esos antojos de azúcar. Estos es especialmente importante para esas personas que tienen problemas para mantenerse en una dieta saludable y tienen esos momentos de debilidad.

Se ha demostrado también que puede ayudar a combatir las ganas de tomar alcohol de una manera similar. En alguna investigación puntual, ha llegado a favorecer la cura del alcoholismo.

 

La actividad física intensa o el entrenamiento atlético tienden a descender la función de tu sistema inmune y, como consecuencia, los atletas son más susceptibles a contraer ciertas enfermedades como el resfriado. También se ha demostrado que un estado catabólico producido por el sobre entrenamiento es totalmente perjudicial a los objetivos de una persona que quiere ganar músculo o simplemente conservarlo. Esto, además, provocará un peor rendimiento en tu ejercicio físico.

Sin embargo, varias investigaciones han probado que la suplementación con glutamina no solo puede ayudar a un atleta a prevenir enfermedades y a prevenir el catabolismo de las fibras musculares, sino que tambiénmejora los niveles de la hormona de crecimiento, mejora las reservas de glucógeno e hidrata las células musculares. Son tres factores clave para la síntesis de proteínas o el metabolismo de la energía.

 

Síndrome de sobre entrenamiento e inmunosupresión

Durante un ejercicio intenso u otras ocasiones de estrés físico, la demanda de glutamina por parte del plasma se incrementa sustancialmente. Se ha demostrado que una actividad duradera e intensa puede llegar a suponer un descenso del 30-40% en sus niveles. Esto es debido a que varias células del sistema inmune, como los linfocitos y los macrófagos, dependen de ella como fuente de combustible primaria. Al hacer ejercicio, nuestro sistema inmune se suprime de manera temporal y estas células pasan a abastecer de glutamina a nuestras células musculares.

La demanda de este aminoácido por parte del tejido muscular y otros órganos durante el ejercicio puede ser tan elevada que para reponerlo no tenemos suficiente con la dieta o la que nuestro cuerpo sintetiza. Además, si sobre entrenamos, perjudicaremos esta condición y veremos algunos de sus síntomas: elevación de los niveles de cortisol, pobre rendimiento, fatiga, cansancio extremo, depresión, náuseas, etc. Diferentes ensayos clínicos han probado que cuando sobre entrenamos, nuestro nivel de glutamina en plasma es menor que en estado natural.

Lo que podemos concluir de todo esto es que la alta demanda de glutamina durante el ejercicio puede comprometer a nuestro sistema inmune y estaremos más expuestos a infecciones o heridas y lesiones.

También incrementa la producción de glutatión, nuestro antioxidante más poderoso. El glutatión protege nuestros tejidos del daño oxidativo y nos desintoxica de sustancias nocivas como radicales libres.

Aumento de la síntesis de proteínas y prevención de atrofia muscular

Se cree que una proporción menor de testosterona respecto al cortisol es la responsable directa de las pérdidas en la masa muscular al promover la síntesis de glutamina sintetasa. Si conseguimos mantener las concentraciones intracelulares de glutamina en los músculos esqueléticos, se puede prevenir la síntesis de este tipo de aminoácido y, por tanto, la pérdida de nitrógeno intracelular a través de la glutamina.

Además, al aumentar sus concentraciones plasmáticas, su por parte de otros tejidos y células, como las comentadas anteriormente células inmunes, decrece. Así pues, su liberación por parte del tejido muscular no será necesaria.

La hidratación de las células nos puede ayudar para medir el anabolismo o catabolismo celular. La buena hidratación de nuestro tejido muscular es clave para que entremos en anabolismo y nuestros músculos puedan crecer. Aquí, de nuevo, su función puede ser clave para mantener nuestras células hidratadas.

 

Si realizamos un trabajo aeróbico prolongado, podemos poner en riesgo nuestros músculos. Por un lado, nuestro sistema tenderá a descomponerlos para la obtención de proteínas. Por el otro, también puede recurrir a ellos si se encuentra falto de glutamina. Así pues, su suplementación puede resultar clave para la prevención de la destrucción muscular, tanto en reposo como durante un ejercicio aeróbico duradero e intenso.

Regulación de la glucosa y formación de glicógeno

También desempeña un papel importante en la regulación de la glucosa. Los doctores Varnier y Lis exploraron esta teoría en 1995 con un estudio realizado en grupos de seis sujetos con un circuito de ejercicios. Dos horas después de acabar el ejercicio, la concentración de glucógeno muscular aumentó significativamente más en los sujetos que recibían glutamina que los del grupo de control.

La glutamina puede servir de precursor para la glucosa, por lo que su suplementación puede mejorar síntesis de glucosa a partir del glicógeno y se incrementarán las reservas de glicógeno en el músculo incluso cuando los niveles de insulina estén bajos.

 

Beneficios de la Glutamina en Hombres

Si repasamos la lista de los suplementos diseñados para hombre, puede llegar a ser difícil entender exactamente la función y los efectos que tendrán en nuestro cuerpo. Esto incluye la glutamina, que no solo se utiliza en el campo de la medicina, sino que ahora también está disponible como suplemento, con una amplia variedad de beneficios. Si estás buscando información sobre este aminoácido, quizá estés tratando de mejorar tu capacidad atlética, quieras proteger los procesos metabólicos que tienen lugar en tu cuerpo o simplemente quieras llevar una vida más saludable. Veamos qué te puede aportar este suplemento y cómo te puede beneficiar.

Una mirada más cercana a la glutamina

Para poder entender las posibilidades que nos puede ofrecer este aminoácido como suplemento, es esencial conocer exactamente su composición y dónde lo podemos encontrar. La glutamina es un aminoácido que se sintetiza naturalmente en nuestro cuerpo y es uno de los “ladrillos” más comunes dentro de nuestro cuerpo. Los estudios científicos han demostrado repetidamente que ayuda a una gran variedad de procesos desde el sistema inmune al sistema metabólico.

El material que se encuentra dentro de la glutamina es clave para poder producir y regular otros productos químicos importantes como otros aminoácidos o la sacarosa. Podemos encontrar una gran concentración en nuestros pulmones y en nuestros músculos esqueléticos. A partir de ahí, se transportará a donde se necesite, como a los intestinos, el torrente sanguíneo u otros órganos.

 

Su importancia en la recuperación

Los médicos suelen prescribir o sugerir el uso de la glutamina a muchos pacientes que han sufrido algún tipo de trauma. Esto incluye a pacientes que se están recuperando de una operación o que luchan contra una enfermedad que les debilita. Varios estudios han demostrado que si se toma por vía intravenosa y por vía oral durante el período de recuperación, los pacientes muestran signos de mejora de la dispersión de nitrógeno a través del cuerpo y la síntesis de proteínas se hace más eficiente.

Metabolismo

Muchos de los mismos beneficios que se han estudiado en el campo de la medicina también se pueden aplicar a la vida diaria de los hombres que simplemente desean disfrutar de un estilo de vida más saludable. Uno de los lugares en los que se encuentra a menudo en el cuerpo es el intestino. Es fundamental en el equilibrio de ácidos y bacterias durante el proceso metabólico que permitirá que el cuerpo pueda utilizar de manera más eficiente las proteínas y las grasas después de su ingesta.

Estimulación del crecimiento muscular

Después de una intensa sesión de ejercicios, tu cuerpo estará luchando contra el daño celular practicado a los músculos durante las horas o los días posteriores. Esto se produce debido a las fracturas microscópicas que se producen en nuestra musculatura trabajada y a la incapacidad del cuerpo para obtener cantidades adecuadas de nitrógeno donde se necesita. En este sentido, muchos atletas optan por suplementarse con glutamina antes de un entrenamiento riguroso para evitar que los niveles naturales del cuerpo no caiga de manera drástica y se reduzca el daño celular en los músculos. De este modo, se mejorará el tiempo de recuperación después de una actividad física altamente demandante.

Sistema inmunológico

Para aquellas personas que son atletas profesionales y ponen su cuerpo en condiciones extremas, como carreras constantes o intensas sesiones de entrenamiento, el sistema inmunológico del cuerpo estará bajo una increíble cantidad de estrés. Gran parte de la energía que se creará estará dedicada a la reparación de los músculos y al aumento de la masa muscular, por lo que queda poca para los anticuerpos. Por ello, la tasa de infección entre los atletas es muy alta. En varios estudios, se ha demostrado que aquellos que toman suplementación de glutamina de manera regular reducen el riesgo de sufrir una enfermedad grave durante periodo de entrenamiento. También evitará que las bacterias de los intestinos se filtren a través de las paredes intestinales hasta llegar al torrente sanguíneo, aumentado aún más las tasas de infección.

Beneficios de la Glutamina en Mujeres

La glutamina es uno de los aminoácidos más comunes y abundantes en los alimentos normales, pero como suplemento, a veces puede ser útil si tienes una deficiencia o te enfrentas a alguno de los problemas en los que te puede ayudar. Si bien los beneficios son en gran parte los mismos para hombres y para mujeres, en este artículo nos centraremos únicamente en los que están enfocados a las mujeres.

Beneficios metabólicos

La glutamina es un aminoácido esencial cuando se trata de procesos metabólicos básicos. Por ejemplo, ayuda a regular los niveles de pH del cuerpo. Si recientemente has tenido una gran cantidad de alimentos fritos o ácidos, este aminoácido te ayudará a equilibrar tu cuerpo. También es necesario para un funcionamiento celular adecuado. Las células pueden romperse si no reciben suficiente de este aminoácido y puede causar estrés oxidativo, además de otros problemas.

Otro beneficio metabólico es su regulación de la glucosa en sangre y que podemos convertirla en ésta siempre que sea necesario. Esto significa que puede funcionar como aporte de energía y ayudarte a realizar un mejor entrenamiento. Es perfecto para personas con fatiga o falta general de energía.

Este aminoácido también te ayudará a perder peso y construir músculo magro, aunque de una manera indirecta. En realidad, no metaboliza grasa o regula el crecimiento muscular, pero sí ayuda a tu cuerpo a producir y estimular la hormona de crecimiento. Tener unos niveles adecuados de esta hormona ayudará a reducir tu peso.

 

El sistema digestivo

Las úlceras pueden ser un problema importante para las personas con estrés crónico. Los estudios han demostrado que la glutamina reduce el riesgo de úlceras pépticas, protegiendo el revestimiento de los intestinos. No solo eso, sino que puede ser beneficioso también si estás tomando ciertos medicamentos que pueden tener efectos secundarios dolorosos, ya que protegerá los intestinos de los elementos nocivos de la medicación.

Por otro lado, se ha observado que este aminoácido realiza una función de cuarenta con algunas bacterias que se han colado en nuestro intestino. De esta manera, las separará y no afectarán al resto de órganos. No solo refuerza el sistema digestivo, también mejorará su sistema inmunológico al mismo tiempo.

El sistema nervioso

Muchos de los alimentos que consumismos, y en parte el aire que respiramos, tienen trazas de amoníaco. Este producto químico no es mortal en pequeñas cantidades, pero nuestro cuerpo tiene problemas para deshacerse de él. Esto permite que se acumule el amoníaco y se corra el riesgo de un daño real a nuestro sistema nervioso. Aquí entra de nuevo nuestro aminoácido favorito ya que ayuda a limpiar el amoníaco de nuestro cuerpo y nos hará pensar mejor y más rápido.

Su interacción con la quimioterapia

Si tienes algún tipo de cáncer, es probable que necesites quimioterapia para deshacerte de los tumores. Si bien este es el mejor tratamiento para el cáncer en muchos casos, llega a causar un gran número de efectos secundarios, desde la fatiga hasta la pérdida de cabello.

La glutamina no solucionará todos estos efectos secundarios, pero te puede ayudar con algunos de ellos. Puede aliviar la inflamación y el dolor en el interior de la boca, por ejemplo. También puede reducir el dolor muscular y el de las articulaciones. Su efectividad dependerá del nivel de glutamina que ya tengas en tu cuerpo.

Conclusión

Si quieres perder peso y tener unos órganos sanos, la glutamina puede ser una parte importante en tu dieta. Normalmente se puede obtener de las aves, la carne roja y ciertas verduras, pero podría ser un suplemento ideal si no comes mucha proteína o estás teniendo dificultades para absorberla de los alimentos.

 

A pesar de que las pruebas aportadas por los estudios que afirman los anteriores beneficios, aún existe mucha polémica alrededor de la glutamina entre la comunidad científica. Muchos estudiosos consideran desmesuradas las supuestas ventajas que podría aportar y no están seguros de los efectos secundarios que podría tener su suplementación a largo plazo. No obstante, todavía no se ha encontrado ninguna investigación que aporte datos negativos en cuanto a su consumo. Esperemos que durante los próximos años podamos seguir avanzando en este tema y resolver todas las dudas que podamos tener.